SATSE alerta en el Parlamento andaluz que sin incremento presupuestario la Sanidad pública continuará en precario

02 noviembre 2021

El Sindicato de enfermería pide, en el marco del Grupo de Trabajo mejora de la asistencia sanitaria en la comunidad, que el presupuesto destinado a la sanidad pública crezca exponencialmente un punto anual del PIB hasta alcanzar el 10% en 2023 o, al menos, situarse en la media de gasto de España por cada 1000 habitantes. SATSE ha recordado que las plantillas de enfermera y fisioterapeutas se encuentra muy por debajo de las ratios recomendadas para garantizar la seguridad, situación que se agrava tras dejar sin renovar a más de 8.000 profesionales a 1 de noviembre.

El Secretario General del Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía, José Sánchez Gámez, ha planteado hoy en el Parlamento de Andalucía, en el marco del Grupo de Trabajo relativo a mejora de la asistencia sanitaria en la comunidad, la necesidad de incrementar el presupuesto destinado a la sanidad en un punto anual del PIB hasta alcanzar el 10% en 2023 o, al menos, situarse en la media de gasto de España por 1000 habitantes. Para SATSE, sin aumento presupuestario se mantendrá la precariedad de recursos humanos y materiales en la Sanidad Pública andaluza, alejándose aún más del objetivo de ofrecer una atención segura y de calidad a todos los ciudadanos.

Así, para garantizar la calidad de la asistencia sanitaria, a pesar del riesgo que representan epidemias y emergencias sanitarias, y fortalecer el Sistema Sanitario Público Andaluz, el Secretario General de SATSE ha abogado porque el presupuesto para sanidad tenga carácter finalista y diseñar al mismo tiempo medidas para disminuir el gasto farmacéutico respecto del gasto sanitario y reorientar el gasto a políticas de prevención y promoción de la salud, fortaleciendo los cuidados de una población con una esperanza media

SATSE ha recordado que durante 2021 Andalucía se ha mantenido en el furgón de cola en España (puesto 14) en cuanto al gasto sanitario por habitante al año, con 1.383 euros. A juicio de SATSE, Andalucía debe aspirar a situarse, como mínimo, en la medida de España de inversión sanitaria, que en este año 2021 ha sido 1.495 euros por habitantes, pues los presupuestos actuales se han revelado como completamente insuficientes para cubrir las necesidades de la Sanidad pública andaluza en materia de recursos humanos y materiales y cumplir los compromisos del Gobierno andaluz de mejora de las condiciones laborales y retributivas de sus profesionales.

Para José Sánchez Gámez, “si hay algo en lo que no se pueden escatimar recursos son los profesionales, los cuales han hecho de dique de contención entre el virus y los ciudadanos”. En este sentido, el portavoz de SATSE ha subrayado que “hay que aumentar la ratio de las enfermeras por 1.000 habitantes, puesto que en Andalucía es 4,13, mientras que en Europa es 8,8 enfermeras y enfermeros por 1.000 habitantes, y la media de España es 5,3”. Asimismo, para que “se garantice la atención a la mujer en todas las etapas de su vida, contar con al menos una Matrona en cada Centro Salud” y en cuanto a fisioterapia, “llegar al menos a la media de España ya que Andalucía está a la cola con 0,06 por 1000 habitantes cuando la OMS recomienda 1 por 1000.”

En este punto el Secretario General de SATSE ha recalcado que para evitar que este déficit se siga agravando un primer paso sería el mantenimiento del 100% de la plantilla contratada como refuerzo durante la Covid, ya que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha dejado en la calle desde este 1 de noviembre al 55% de los refuerzos Covid que en los últimos meses han trabajo en los centros hospitalarios.

Para el Sindicato de Enfermería, este drástico recorte de personal, que en toda Andalucía afecta a cerca de 3.300 profesionales de las categorías de enfermera, enfermera especialista y fisioterapeuta, pondrá en riesgo la capacidad de respuesta del Sistema y la atención a la ciudadanía en condiciones de seguridad pues, aunque la situación epidemiológica ha mejorado, las necesidades sanitarias no han disminuido, sino que se han modificado. “Se está ahondando en la infradotación de un sistema sanitario ya de por sí mermado en personal y donde es primordial atender a los miles de pacientes que han visto demorada su asistencia quirúrgica y otras demandas asistenciales en los últimos meses a consecuencia del Covid-19”, sentencia el Secretario General de SATSE.

De otro lado, el representante de SATSE ha apostado por potenciar la atención en fisioterapia e incrementar las competencias de las enfermeras y enfermeros en Atención Primaria como propuesta de mejora, aunque de forma negociada y no con la precipitación que se están implantando las consultas de enfermería para la atención no urgente, que se están poniendo en marcha sin el personal necesario, sin la formación específica para los 18 protocolos y sin contar con los representante legales de los trabajadores para su implementación.

Por último, el Secretario General del Sindicato de Enfermería ha insistido en la necesidad de mejorar las condiciones laborales y retributivas de los profesionales sanitarios para evitar desigualdades y su fuga a otros servicios de Salud o la puesta en marcha un itinerario laboral a partir de los 55 años de edad, pues “no es razonable por otro lado que se exija a nuestros profesionales el mismo nivel de alerta, vigilancia y capacidad profesional a los 25 años de edad que a los 65.

Para finalizar, José Sánchez Gámez mostró su confianza en que esta crisis sanitaria “nos ayude a todos a reflexionar y aprender de errores cometidos para así ir creando un futuro y que seamos capaces entre todos de afrontarlo con mayores medidas, más recursos humanos y técnicos, así como mejor dotación de camas hospitalarias y camas UCI, con más fortaleza y minimizando las debilidades que nuestro SSPA ha evidenciado en esta crisis”.

Para más información, puedes ver la comparecencia íntegra en la videoteca del Parlamento de Andalucía>> Ver grupo de trabajo para la mejora de la Sanidad (3 de noviembre de 2021)