SATSE denuncia la agresión sufrida por un equipo de EPES-061 durante una asistencia en Cádiz

10 junio 2011

El enfermero que acudió al aviso sufre erosiones en el brazo y contusión en brazo y hombro izquierdo, motivo por el que va a interponer la correspondiente denuncia. SATSE ha convocado una concentración de repulsa el lunes 13 a las 10.30 horas en el Hospital Puerta del Mar

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Cádiz ha denunciado la agresión física y verbal sufrida por un equipo de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES-061) mientras atendían un aviso. Según explica SATSE, los profesionales fueron increpados y amenazados por los familiares de una paciente que llegaron a agredir físicamente a un enfermero siendo necesaria la intervención de la Policía Nacional.

En concreto, según relata el Sindicato de Enfermería, a la llegada del equipo de emergencias al lugar de la asistencia, un hijo de la paciente se sitúa delante de la UVI increpando a los profesionales e insultándolos diciendo “hijos de puta que habéis tardado media hora” en repetidas ocasiones. Cuando los profesionales se disponen a coger el material de la cabina asistencial y dirigirse hacia la paciente, que se encontraba en la vía pública y rodeada de entre 50 y 60 personas, el mismo individuo que los insultaba se situó a su lado todo el trayecto hasta la paciente gritándoles al oído en tono amenazador y agresivo y haciendo gestos golpeándose la mano con el puño de la otra.

Al llegar al lado de la paciente, continúa SATSE, el médico se sitúa a la altura de la cabeza y el enfermero a la altura de los pies para evitar que se golpeara con el suelo debido a la agitación psicomotriz que presentaba, mientras el otro hijo que estaba al lado de la paciente los insulta en términos como “daros prisa cabrones, hijos de puta” mientras se echa encima de la madre sin dejar de gritar.

Cuando se le insta a apartarse para poder trabajar dice “como a mi madre le pase algo os mato, date prisa”, momento en el que agarra al enfermero del brazo del que portaba la mochila de medicación, tirando fuertemente de él hacia abajo, provocando erosiones en el brazo y contusión en brazo y hombro izquierdo. Hasta que llega la Policía Nacional, ambos hijos continúan amenazando e insultando al equipo, teniendo que ser apartados por varios familiares, para poder ser atendida la paciente.

Con la Policía Nacional personada en el lugar de los hechos, siguen los insultos y amenazas como “si no estuviera la Policía Nacional aquí te daba dos puñaladas, yo no tengo nada que perder, a mi me da igual todo”, amenazas que continuaron hasta que finalmente la paciente fue transferida al servicio de Urgencias del Hospital.

Como consecuencia de la agresión, el profesional de Enfermería le fue diagnosticado por el servicio de urgencias erosiones en el brazo y contusión en brazo y hombro izquierdo. Los hechos se han puesto en conocimiento de la Empresa Pública y se va a presentar la correspondiente denuncia.

Concentración
Ante estos hechos, el Sindicato de Enfermería ha condenado esta nueva agresión a unos profesionales sanitarios en el transcurso de su labor asistencial. Como muestra de repulsa, SATSE ha convocado una concentración el próximo lunes 13 de junio a las 10.30 horas en la puerta principal del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, a la que ha invitado a sumarse a todos los profesionales sanitarios que quieran mostrar su condena y al resto de sindicatos del comité de empresa de EPES-061.

 A juicio de SATSE, aunque la violencia con los profesionales sanitarios responde a un fenómeno que afecta a todos los órdenes sociales, la naturaleza del trabajo que realizan los profesionales de los servicios de salud exige tanto de la Administración como de la Justicia, un mayor celo para garantizar que desarrollen su labor en condiciones de seguridad adecuadas.

En esta línea, el sindicato aboga tanto por el endurecimiento de las penas, que disuadirá a los usuarios de descargar su furia sobre los profesionales ante los posibles riesgos penales, como por potenciar la confianza y el respeto entre usuarios y profesionales sanitarios para evitar situaciones conflictivas.

Galería multimedia